ZOOM/Zoom de persona con talento

Mónica Morera, la mujer trabajadora por excelencia

8 de marzo, el día de la Mujer Trabajadora. Quería escribir algo porque como miles de mujeres, pienso y padezco el tema de la mujer trabajadora/conciliadora. Pero dándole vueltas, ¿no tendremos este tema excesivamente asociado al reloj?:

Si pensamos en una “mujer trabajadora”, pensamos en una malabarista del tiempo. 

Porque siempre acabamos hablando en términos de cronómetro: “voy corriendo a todas partes”, “llego a casa y sólo les veo diez minutos”, “ojalá tuviera jornada reducida”, “tantas horas de trabajo para qué”, etc. Sí, sí, está claro que hay algo de eso. Ya lo creo que lo hay.

Así que me he puesto a pensar en un significado más amplio de “mujer trabajadora” y me han venido miles de ideas a la cabeza, que puedo resumir en dos:

  1. Una mujer trabajadora no es sólo una mujer que lleva un sueldo a casa y además hace malabares con el tiempo (factores que ya en sí mismos merecen un aplauso, faltaría más). Para mí, una mujer trabajadora es UNA MUJER LÚCIDA QUE SE ESFUERZA, EN TODOS SUS ÁMBITOS, PARA TENER UNA VIDA PLENA Y FELIZ.
  2. La segunda idea es que si hay una mujer así, es Mónica Morera, “Mo” a partir de ahora, que ya estuvo incluida en este pequeño homenaje.

Mo ha escrito varios posts en este blog, porque de talento sabe mucho:

MoLo bueno y lo malo de Mo es que sabe mucho de talento pero no sabe mucho del talento que tiene :), paradoja que le da sentido a su genial forma de ser.

Mo encarna lo que desde hoy es mi modelo y referente de mujer trabajadora. Llevo años observándola, admirándola y aprendiendo de sus acciones y, aunque no me creáis, de sus acertadas y sabias omisiones. Porque en todo lo que decide hacer y no hacer hay una intuitiva, sólida y acertada decisión detrás. Mo se deja la piel trabajando, ¿pero trabajando en qué?:

  • En su trabajo de oficina, donde le mueven la responsabilidad y la calidad. Nunca dirá las necias palabras mata-talentos “Yo vengo aquí a trabajar”, que comentábamos hace unos meses. Ella, de facto, “viene aquí a trabajar” (y “a toda caña”, por cierto), pero lo hace y punto. No alardea, no enseña. Trabaja y punto, muchas horas y con mucho nivel.
  • En su relación con sus compañeros, jefes y colaboradores, para quienes NUNCA tiene una mala palabra. Y si lo que tiene es un mal día (¡que los tiene!), trabaja para “venir llorada de casa”, porque entiende que nadie tiene por qué sufrir sus neuras.
  • En su papel de madre, en el que es un diez.
  • En su papel de “esposa”, donde está comprometida con generosidad, naturalidad y un extraordinario sentido de la comprensión.
  • En su papel de amiga, porque trabaja buscando un hueco para atravesar Madrid y darte un abrazo porque LO NECESITAS y punto. Viene a doscientos y tirando de la maleta del ordenador, eso sí.
  • En su papel de hermana, hija, prima, sobrina, nieta: sin palabras.
  • En su papel de “soy-una-mujer-sexy”: lo borda subida a sus tacones de diez centímetros. Que no falten 🙂
  • Y el más importante, que es el papel del que salen todos los demás: SU TRABAJO INTERIOR. Cómo trabaja en hacer frente a la adversidad, en no trasladar sus problemas a los demás, en vencer sus miedos, en aprender cosas nuevas, en quitarse de encima sus miserias, en transmitir “buen rollo”.

Mo lo consigue todo pero no lo consigue gratis: todo lo que tiene y TODO LO QUE ES, lo consigue TRABAJANDO. Lo material, lo emocional,  lo estético, lo cotidiano,  lo espiritual. TODO.

Lo fácil es quedarse en el suelo cuando te has caído, que te compadezcan, te ayuden a levantarte, y esperar a que el mundo te haga justicia al fin. Lo difícil es TRABAJAR en levantarse y mantener el equilibrio. En Mo es una cuestión “de coco”, de actitud, de humildad… Y DE MUCHO TRABAJO. Creo que el talento que se refiere a las habilidades humanas, es el mejor de todos.

Ole, ole y ole a la mujer trabajadora por excelencia. Ojalá de mayores seamos tan grandes como ella 🙂

Anuncios

6 pensamientos en “Mónica Morera, la mujer trabajadora por excelencia

  1. Marta, me encanta el enfoque de tu post. Me parece que es una gran idea poner cara a la auténtica heroína de toda esta historia. No puedo estar más de acuerdo con el perfil que haces de Mónica. Primero descubrí su faceta de super profesional comprometida y humilde y luego en un momento complicado para mi, supo saltar barreras jerarquicas y ayudarme como solo una amiga lo hubiera hecho. Monica es la auténtica super-woman. Mucho de lo que aprender….. Fernando

  2. Me parece muy buena idea dedicar un post a alguien en concreto y más un día como hoy. 8 de marzo. No dudo del talento y la calidad humana de Mónica, a juzgar por lo que leo. Pero creo que el estereotipo de “superwoman” nos ha hecho mucho daño….En mi opinión nadie tiene que ser “super”, sino humano, y a poder ser la mejor versión de uno mismo, pero incluso ésta, incluye la imperfección, que nos hace únicos…

  3. Me encanta esta entrada y la definición de mujer trabajadora.Somos malabaristas. Le escuché en una película y he hecho esa definición mía.

    Estoy descubriendo tu blog y me encanta.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s