Adecuación persona-trabajo

La competitividad académica del gobierno de Rajoy

Leyendo los currículums del nuevo gobierno, vuelvo al eterno “expediente X”:

¿Cual es el impacto de la preparación académica (universitaria y de postgrado) en el éxito profesional?

He leído los currículums “con ojos de ciudadana” (¿en manos de quién vamos a estar?), y con “ojos profesionales” (¿cómo van a conseguir resultados con sus competencias y habilidades?). A la segunda pregunta quizá sepamos responder con el tiempo y tras verlos “en acción”. La primera se responde con ver el apartado de la formación en sus currículums:

  • Mariano Rajoy (Presidente del Gobierno):  Licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela. Registrador de la Propiedad con 24 años (se convirtió en el registrador más joven de España).
  • Soraya Sáenz de Santamaría (Vicepresidenta, ministra de Presidencia y portavoz): Licenciada en Derecho por la Universidad de Valladolid. Abogado del Estado. Premio Extraordinario de Fin de Carrera por la misma Universidad. Premio al mejor expediente.  Master en Derecho de las Telecomunicaciones.
  • José Manuel García-Margallo (Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación): Derecho y Economía en la Universidad de Deusto, Bilbao. Convalida el título de Derecho ante el Tribunal Estatal con la calificación de sobresaliente. Inspector Técnico Fiscal del Estado. International Tax Program, Harvard Law School. Master of Laws, Harvard Law School. Doctor en Derecho por la Universidad Miguel Hernández de Elche con la calificación de sobresaliente cum laude.
  • Alberto Ruiz-Gallardón (Ministro de Justicia): Licenciado en Derecho. Miembro de la Carrera Fiscal, en situación de Excedencia Voluntaria.
  • Pedro Morenés (Ministro de Defensa): Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra. Diplomado en Dirección de Empresas por la Universidad Comercial de Deusto.
  • Cristóbal Montoro (Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas): Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Autónoma de Madrid. Catedrático de Economía Aplicada (Hacienda Pública y Derecho Tributario) de la Universidad de Cantabria.
  • Jorge Fernández (Ministro del Interior): Ingeniero Industrial por la Escuela Técnica Superior de Barcelona, Especialidad de Organización Industrial. Titulado por la Escuela Superior de Marketing y Administración de Empresas de Barcelona.
  • Ana Pastor (Ministra de Fomento): Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Salamanca. Médico Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Funcionaria de Carrera del Cuerpo Superior de Salud Pública y Administración Sanitaria. MBA en Dirección de Empresas. Profesora de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Carlos III de Madrid. Master en Salud Pública y Administración Sanitaria. Master en Gestión Hospitalaria.
  • José Ignacio Wert (Ministro de Educación, Cultura y Deporte): Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense. Premio Extraordinario (nº 1) y Premio Calvo-Sotelo. Sociólogo. Diplomado en Sociología Política por el Instituto de Estudios Políticos.
  • Fátima Báñez (Ministra de Empleo y Seguridad Social): Licenciada en Derecho y en Ciencias Económicas y Empresariales.
  • José Manuel Soria (Ministro de Industria, Energía y Turismo): Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales. Técnico Comercial y Economista del Estado.
  • Miguel Arias Cañete (Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente): Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Abogado del Estado.
  • Luis de Guindos (Ministro de Economía y Competitividad): Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales (CUNEF). Premio extraordinario fin de carrera. Técnico Comercial y Economista del Estado, número dos de su promoción.
  • Ana Mato (Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad): Licenciada en Ciencias Políticas y en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid.

Según Belén Becerril (Subdirectora del Instituto de Estudios Europeos, y profesora de Derecho Comunitario en la Universidad CEU San Pablo):

“En este gobierno hay una cualificación académica sin precedentes. Este hecho, sin duda, repercute en el función política porque implica la existencia de habilidades como:

  • Alta especialización funcional: los conocimientos profundos en una materia aumentan exponencialmente la capacidad de tomar decisiones eficaces.
  • Alta especialización sectorial: en general, han hecho unas oposiciones muy enfocadas al conocimiento de la administración pública, que es precisamente a lo que se van a dedicar. Son adecuados para el ejercicio de funciones públicas.
  • Tesón y capacidadlas grandes oposiciones (Técnicos Comerciales, Abogados del Estado, Inspectores de Hacienda…) siguen atrayendo a los mejores.  A pesar de los métodos algo antiguos de la oposición, se garantiza la objetividad y la excelencia. Son “fieras académicas” que han pasado el examen mas difícil.

Hay otros miembros del gobierno que no son opositores, pero bien son licenciados en las carreras de más difícil acceso y estudio: medicina e ingenierías, o bien tienen dos carreras, han sido premio extraordinario en alguno de sus estudios, o…

Están los mejores. La cualificación del actual gobierno es tan abrumadora como esperanzadora”.

Vamos a dar una oportunidad a la hipótesis de que “el talento académico repercute en el éxito profesional” :-). Ojalá España tenga suerte con este nuevo gobierno, aunque ya sabéis que en este blog, “la suerte es una cuestión de talento”…

Anuncios

3 pensamientos en “La competitividad académica del gobierno de Rajoy

  1. Efectivamente es una preparación académica enorme. Sin embargo, en mi experiencia no siempre se correlaciona la preparación y los altos niveles de desempeño profesional con la realización de los proyectos más adecuados para los ciudadanos. Incluso tenemos malas experiencias, notables, en este país. Acordémonos de las épocas de los yuppies y de algunos nombres y apellidos concretos.
    No siempre la preparación profesional es sinónimo de preparación humana y de la concepción humanista del mundo ni de la generación de las alternativas mas adecuadas para el momento actual.
    No obstante, el tiempo nos dirá. De momento demos el voto de confianza que además les ha otorgado las urnas.
    Un cordial saludo

  2. Gracias Manolo!, totalmente de acuerdo contigo, por eso este post se llama “la competitividad académica” y no otras cosas como “preparación humana” y otros aspectos que tú mencionas. Eso nos lo dirá el tiempo, y de verdad espero que no tengamos “revivals” de esas épocas de yuppies y nombres concretos que no quiero ni mencionar.
    Gracias por estar siempre aquí!
    Un abrazo,
    Marta

    • Marta, ya tienes tu respuesta 1 año después: una penita de gobierno y de gestión. Claro que has dado por cierta una afirmación de una tal Belén Becerril que teniendo en cuenta desde la Universidad que habla no es de extrañar su excaso conocimiento de la realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s