Gestión del talento en la empresa

La convergencia de generaciones en la empresa

Siempre me había planteado la gestión de personas en la empresa como un proceso que coincide con el ciclo vital: en general, los mayores mandan y los pequeños ejecutan. Y por “mayores” y “pequeños” me refiero simplemente a la edad. Los mayores mandan, los pequeños ejecutan.

Así me vi yo en mis primeros días en IBM, veintitrés años, recién salida de la carrera y sin tener ni idea de nada. Mi jefa era casi veinte años mayor que yo. Y sí: ella mandaba, yo ejecutaba. Y sí, alguna bronca caía. Y sí, ganaba muy poco porque mi aportación de valor era pequeña.

Y no pasaba nada porque nadie esperaba algo muy diferente. La distancia generacional con los jefes era sobre todo, un tema cronológico. Con esto no quiero decir que mi vida en IBM fuera una mala experiencia (¡para nada!, y en esta gran empresa mucho menos), pero sí existía un concepto de respeto/admiración asociado a la jerarquía, y por tanto a la edad.

Ha llovido desde entonces y he observado, evaluado y trabajado en el desarrollo de muchos profesionales, y la verdad es que nunca me había fijado en este tema hasta hace pocos meses. Desde entonces me he dedicado a observarlo y me he sorprendido gratamente en algunas cosas y no tanto en otras.

Los recién titulados del año 2011 son muy diferentes a nosotros aunque nos separe “sólo” una década. El salto generacional es exponencial por muchas razones: ¿cuáles?, ahí van algunas ideas:

  • Están mejor preparados: en general, la competitividad académica (universitaria y de postgrado), es mejor.
  • Están mejor entrenados: el nuevo sistema educativo les “amuebla” la cabeza en la crítica, el inconformismo intelectual, el debate.
  • Están mejor orientados: desde el colegio, les han orientado para decidir su futuro. Para bien y para mal, SABEN BIEN lo que quieren.
  • Tienen más información: disponen de millones de foros, webs y espacios informativos. Saben qué quieren y qué quieren exigir.
  • Controlan mejor las herramientas sociales y tecnológicas tan necesarias para el mundo profesional actual (son los famosos “nativos digitales”)
  • No les impone tanto la jerarquía: creen en trabajos flexibles, en empresas horizontales, en la autogestión de carrera.
  • No admiran gratis: hay muchos estímulos y muchos referentes empresariales. El hecho de ser su jefe es sólo eso: un hecho. La “autoritas” no pesa tanto como la “potestas”.
  • Todo tiene un valor relativo: todo a su alrededor es reemplazable. Por qué no un trabajo.
  • Tienen menos paciencia: lo quieren todo YA y a golpe de click.
  • Quieren expresarse y saben que tienen voz, espacios y foros para hacerlo.

Antes bastaba con buenos profesionales reactivos que hicieran real la estrategia organizativa con su trabajo. Ahora la realidad se impone y las empresas necesitan profesionales proactivos que construyen la estrategia con sus ideas, con sus aportaciones y con una distinta inquietud vital.

Antes los colaboradores “ejecutaban y punto”. Ahora es mejor que “compren” antes de ejecutar. Ojo! a los jefes tradicionales que siguen practicando métodos tradicionales. Como siempre: hay que adaptarse a este cambio y aplicar una nueva forma de gestionar personas porque, a pesar de no ser siempre evidente, la convergencia de generaciones en la empresa puede actuar como un cortocircuito, o como si unos hablaran en chino y los otros respondieran en inglés. Y todo ello con las consiguientes repercusiones organizativas, claro…

Anuncios

5 pensamientos en “La convergencia de generaciones en la empresa

  1. Marta, en algo no son diferentes a los jóvenes de tu generación (ni a los de la mía): La falta de experiencia.

    Ser joven lleva casi siempre implícito esa falta de experiencia.

    Vivir situaciones, a poco listo que seas, te da unas competencias difíciles de adquirir de otra manera.

    De todas formas este tema me ha hecho rememorar una situación que me pasó hace unos años.

    Por primera vez tuve un jefe más joven que yo, pocos años, pero algo más joven. La sensación se me hizo rara.

    Esto ahora es lo habitual, y supongo que en el futuro me costará cada vez más encontrar jefes mayores que yo.

    El “problema”, como casi siempre, no es de los demás, sólo soy yo cumpliendo años 😉

  2. Gracias Mariano!!, siempre el primero en aportar…
    Sí, es cierto, con los años es cada vez más fácil tener jefes más jóvenes. Es fácil que se dé la situación, pero ¿es fácil aceptarla?
    Un abrazo!
    🙂

  3. Totalmente de acuerdo contigo Marta. Me viene muy bien ademas este articulo para un debate interno que estamos teniendo desde Recursos Humanos con algunos jefes que no terminan de entender esa realidad. Gracias 🙂

  4. Yo creo que la “democratización” del Management vendrá a través de los puestos intermedios del Organigrama (en una etaspa inicial) y que posteriormente alcanzarán posiciones de peso en las Organizaciones (más tarde).
    Básicamente y simplificando mucho, creo que cuando la nueva generación alcance puestos de responsabilidad, inculcarán y transmitirán los nuevos valores adquiridos y que tan bien has enumerado en el post.
    Tiempo al tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s