ARTÍCULOS DE EXPERTOS

El sangrante caso del torero gordo

(Por Alicia Malumbres)

Licenciada en psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Trabajó en  la Clínica Neuropsiquiátrica López-Ibor y otros centros clínicos. Con este  bagaje como  punto de partida, decidió  aplicar  la psicología al mundo empresarial. Fue directora del área de Assessment y Development Centres, Directora de Formación y Directora del Mercado de Tecnología, Ocio y Multimedia en Hay Selección. Apuesta por una transformación en la función de recursos humanos y por el desarrollo de la inteligencia social en las organizaciones, como elemento crítico para factores íntimamente ligados al desarrollo de negocio: innovación, compromiso, talento, liderazgo…

Docente y conferenciante en diferentes Universidades y Escuelas de Negocio. Coautora del libro “Entrevistas de selección,” “Experiencias creativas para liderar equipos” y “Factbook de Recursos Humanos”. Es Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense con especialidad en psicología Clínica. Certificada en el Programa de Directivo Coach por el Instituto de Desarrollo Directivo Integral de la Universidad Francisco de Vitoria. Ha sido Presidenta del consejo de administración de Actúa, es miembro del Instituto de Consejeros Administradores (ICA) y se ha formado como consejera para asesorar en Buen Gobierno Corporativo.

¿Conoces a algún torero gordo? No digo fuerte, o rellenito, que ya es difícil, no: me refiero a  un torero gordo, gordo de verdad.

No se puede ser, a la vez, torero y gordo. Es una idea bastante intuitiva  que no necesita desarrollo lógico.

Pero la intuición no sirvió para nada en el sangrante caso del torero gordo, que apoyado por su amorosa madre, luchó toda la vida por la no discriminación de los gordos en el arte del toreo.

Por más que su padre y su familia, menos su amorosa madre, incluso su tío el torero, le explicaron que no era cuestión de discriminación, no cejó en la lucha de ser torero y gordo.  “Hijo… deja de comer donuts, que así no hay forma de que seas torero…” le decía el padre. Pero el torero gordo tuvo la suerte, o la desgracia, de vivir en  la explosión de la igualdad de oportunidades, de la no discriminación, de la sociedad del bienestar. La era de las ideas verdaderas convertidas en eslóganes publicitarios o campañas electorales “no renuncies a nada”,  “todos tenemos derecho a conseguir nuestros sueños”, “querer es poder”. Así que apoyado por su amorosa madre, se dejó confundir y luchó por cambiar lo de fuera,  en vez de cambiar lo de dentro.

“¡Yo quiero ser torero tal como soy!”, fue su mantra.  “¡Pero si también puedes ser delgado!, eso sí puedes, pero torero y gordo, ¡eso no!”, le decía su tío el torero. “Yo te entreno”, le ofrecía, ilusionado.

“¡Tengo derecho a ser torero!”, “¿cómo es posible que me obligues a seguir durísimos entrenamientos y una dieta medida hasta el milímetro?”, “¿por qué quieres cambiarme?”. El tío se hartó, susurró algo así como  “a mí me da igual que seas gordo… yo ya  fui  lo que quise”.  Y se marchó del pueblo antes de pasar la vergüenza de tener que defender, delante de sus  amigos, las  manifestaciones organizadas para apoyar los derechos del flamante y vanguardista  aspirante a torero gordo, que consiguió impedir la celebración de varias corridas.

Si el talento es salirse con la suya, desde luego el torero gordo ¡tenía mucho!. ¿Seguro?… no lo tengo yo tan claro, porque al final no consiguió ser torero.

Si no sirve para hacer realidad los sueños, el talento es inútil.

La mayoría de las personas somos gente normal, capaces de hacer cosas extraordinarias. Solamente  es necesario saber a qué renunciamos, planificar las renuncias, y el  tiempo previsto  hasta poder dar el siguiente paso.

El talento sin esfuerzo es ilusión ingenua… o genialidad: y genios hay muy pocos.

Personalmente, me gusta más la gente normal capaz de hacer cosas extraordinarias…  Y quizá lo más extraordinario es saber quién queremos ser y qué donuts tenemos que, inevitablemente, dejar atrás. No es fácil. Pero sí posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s