ARTÍCULOS DE EXPERTOS/Para desarrollar el talento

“Half a brain is enough: The story of Nico”

(Por Fernando Sáinz-Trápaga)

Licenciado en ADE por la Universidad de Buenos Aires, Fernando Sáinz-Trápaga tiene gran experiencia en el diseño e impartición de proyectos de  desarrollo y motivación de equipos laborales y deportivos,  compartiendo su experiencias en el mundo del deporte y la empresa. Ha ocupado puestos de responsabilidad en diferentes empresas del sector financiero e inmobiliario y ha sido conferenciante en distintos foros. En la actualidad, colabora con distintas consultoras y escuelas de negocios, y participa en la retransmisión de partidos de Rugby en Canal Plus. Ha sido campeón y máximo anotador de la  liga  Argentina de rugby durante quince años, y  entrenador de diferentes equipos.
Desde hace hace algo mas de cinco años, Fernando vive solo con sus cuatro hijos y su meta, claramente prioritaria, es aprender, de cada uno de ellos, a ser cada día mejor padre.

Se habla de talento, de diferentes talentos, vinculándolos con habilidades, competencias, aptitudes, y destacando a la actitud como un elemento personal de cada uno, como dice Marta, de cómo cada uno “juega sus cartas”. Y vinculándolo con el post de Miguel Ángel Martínez Gimeno, me gustaría agregar algún matiz sobre todos aquellos a los que en algún momento nos toca tener responsabilidades de gestión sobre otros, ya sea en un trabajo, en casa, o en los boy scouts, da igual….

Ninguno nacimos sabiendo. Algunos lo hicieron con más talento que otros. Hay quienes teniendo uno se creen de paso dueños de otros. Hay que querer aprender, y no sólo significa que hay que estar abierto al aprendizaje: hay que ir a por él como el niño que éramos: lo importante es esta inquietud, curiosidad y humildad por aprender, desde una actitud abierta y proactiva.

“No creo tanto en la gente extraordinaria: creo, más bien, en la gente común que hace cosas extraordinarias”.

Hablando de gestión de personas se hace permanente mención a habilidades que apuntan a crear un entorno favorable para motivar (tener motivo para actuar) para lograr un mayor o mejor rendimiento. En este sentido, no puedo alejar de mi mente un caso, que por cercano y real, me ha enseñado mucho y me alienta a intentar seguir siendo alguien común, pero intentando que las urgencias cotidianas no me quiten el norte de lo importante.

Se trata de Nico, un chico que nació con epilepsia, que a partir del año y medio comenzó a manifestar permanentes convulsiones, y después de dos años de probar todos los tratamientos conocidos hasta ese momento, y viendo que su estado empeoraba cada día, se decidiera a operarlo. La más importante intervención quirúrgica se desarrolló en el Miami Children’s Hospital y consistió en realizarle una hemisferectomía total derecha, es decir, en términos terrenales, le extirparon el hemisferio derecho de cerebro. Nico debió quedar  hemipléjico.

A los seis días de operado, cuando padres y neurólogos consultaban qué modelo de silla de ruedas sería el más adecuado para acompañarlo por mucho tiempo, quizá y probablemente para siempre, Nico comenzó a enseñar el poder de la voluntad. Con tres años y medio dijo: “quiero ir al suelo, y quiero caminar”. Sus palabras fueron tan convincentes que sus padres, que todavía estaban pensando cómo decirle que no lo iba a poder hacer nunca, lo bajaron de su cama del hospital, y cuando lo apoyaron en el suelo, ante la mirada atónita de los médicos, Nico comenzó a caminar. Los médicos se miraban y comentaban: “algo debemos haber hecho mal, o diferente, porque esto no es así”.

A partir de ese momento, Nico no ha dejado de sorprender por una sucesión de hechos han sido un ejemplo de lo que significa superar adversidades, y que no hacen sino demostrarnos que en muchas ocasiones, podemos más de lo que creemos.

Ha sido todo prácticamente inexplicable, aunque a partir de estudios que se le han practicado estos últimos años en la Universidad de Harvard, existen algunas explicaciones que abren esperanzadoras expectativas, inexistentes hasta ahora. ¿Hasta dónde ha influido su entorno para que hoy, Nico, con 21 años, pueda montar con total independencia en su bicicleta, vaya a sus clases semanales de esgrima, habiendo representado a España en la modalidad paralímpica, y asista diariamente a su rutina de gimnasio y natación, además de sus clases de pintura? Suponemos que en una medida importante. ¿Hasta dónde ha influido su carácter y voluntad? seguramente en muchísima mayor medida, y ¿hasta donde llegará su evolución? Tampoco lo sabemos. Lamentablemente no tenemos contra quién contrastar, no hay antecedentes que nos hagan tener expectativas, pero, ¿lamentablemente?, ¡¡¡quizá mejor!!! El hecho de que no haya modelos alienta a Nico y a su familia a no darse por vencidos jamás.

Quizá Nico pueda dejar un precedente, para que cuando las frías estadísticas nos cuenten los resultados de los distintos casos, haya luz para quienes le toque pasar por situaciones similares.

No podremos decir siempre “se puede”, pero en este caso podemos decir “¡¡se pudo!!”.

Quienes más conocen del cerebro humano nos cuentan que utilizamos menos del 10% de su capacidad. Antonio Battro nos lo cuenta en su libro “Half a brain is enough: The story of Nico”, y profesionales de Harvard han invitado a Nico en varias ocasiones para continuar con los estudios, de los cuales seguramente se beneficie mucha gente en el futuro. Con esta experiencia se conocerá un poco más, pero la enseñanza no es la científica, que de una u otra manera continuará su marcha, sino el ejemplo de voluntad que reafirman las palabras de quien dijera que “puedo, porque creo que puedo”.

“El mayor obstáculo entre usted y su meta… es usted mismo”, nos dice Jim Loehr en su libro “La fortaleza mental en el deporte”.

Me gusta mucho el deporte; de cada uno podamos extraer enseñanzas aplicables a otras actividades de nuestra vida. He elegido uno, el rugby, al que dediqué muchísimas horas, años, y que me ha dejado muchísimas enseñanzas. Pueden jugar personas delgadas y robustas, altos y bajos, hábiles y no tanto, veloces o no, y de verdad, los necesitamos a todos. Es la vida misma, si un eslabón de la cadena no realiza bien su tarea, no sólo se perjudica al equipo, pero, y esto si que es propio de éste juego, cuando no cumplimos con nuestras obligaciones, el compañero que las asuma correrá el riesgo de golpearse físicamente por hacer lo que otros no han hecho, lo que claramente desarrolla un gran espíritu de equipo, solidaridad y compromiso. Compartiendo actividades deportivas de mucha exigencia se aprende mucho, y ayuda de verdad a trabajar en equipo. Conviviendo con gente con distintas habilidades, no sólo se aprende de los otros, sino de la importancia que tiene la tarea que desarrollan los demás.

Finalizada mi carrera como jugador, decidí seguir vinculado al deporte como colaborador o entrenador de distintos equipos. Uno no deja nunca de aprender y, ahora, intentando trasladar conocimientos o experiencias, compruebo que los receptores también son todos diferentes, con diferentes habilidades y capacidades, y debemos tener la capacidad de llegar a cada uno de ellos e intentar crear un clima en donde los integrantes de un equipo se sientan cómodos y puedan sacar de sí el máximo aprovechamiento de su potencial.

Pero, ¿de qué estoy hablando?, ¿de mi equipo de trabajo en una empresa?, ¿de mi familia?, ¿de un equipo deportivo?, ¿no es acaso el mismo comportamiento el que debe asumir un gestor de personas?

Como deportista lo pasé fenomenal, y en alguna ocasión hasta me tocó representar a mi país: compartimos golpes, cervezas y costumbres con amigos de muchos lugares del mundo.

“En algún momento creí que era fuerte y que tenía talento. Hoy, Nico, mi hijo, con sólo un hemisferio cerebral, no deja de enseñarme lo que de verdad es ser fuerte… y lo que de verdad es tener talento “jugando las cartas” que le han tocado vivir”.

El desafío es apasionante. Hay talentosos que con sólo tener unas breves consignas, ya se desempeñan más que correctamente. Algunos lo tendremos más difícil y nos cueste un poco más. Todos tenemos limitaciones, y cuanto más conscientes seamos de ellas, más fácil será adquirir nuevos y mayores conocimientos. Habitualmente son los niños los que aprenden de los mayores. Pero…

“Seamos como niños o correremos el riesgo de creer que sabemos”.

Fernando Sainz-Trápaga

Si quieres, investiga esta historia en Google.

Anuncios

13 pensamientos en ““Half a brain is enough: The story of Nico”

  1. Pingback: Tweets that mention “Half a brain is enough: The story of Nico” | TALENTO – blog de Marta Colomina -- Topsy.com

  2. Fer, cuantos logros en tu vida y este es impagable! Nico es un crack!
    La fuerza y la perseverancia de Nicolás hace que nosotros como padres de niños con capacidades diferentes, nunca perdamos las esperanzas. Que no colguemos los botines jamás, porque la ciencia es infinita y el cuerpo humano un caja de sorpresas. Cuantas enseñanzas nos da te y nos da tu hijo.

    Gracias Fer, por animarte a contar esta historia, que es tan fuerte y tan rica, me enorgullece enormemente ser tu amiga y haber conocido a Nico…porque es mi nuevo héroe en esta historia que es la vida.

    Un abrazo para vos y tu linda familia.

  3. La fuerza y la perseverancia de Nicolás hacen que nosotros como padres de niños con capacidades diferentes, nunca perdamos las esperanzas. Que no colguemos los botines jamás, porque la ciencia es infinita y el cuerpo humano un caja de sorpresas. Cuantas enseñanzas nos da te y nos da tu hijo.

    Gracias Fer, por animarte a contar esta historia, que es tan fuerte y tan rica, me enorgullece enormemente ser tu amiga y haber conocido a Nico…porque es mi nuevo héroe en esta historia que es la vida.

    Un abrazo para vos y tu linda familia.

  4. Tengo que reconocer que soy, lamentablemente, bastante escéptico a estas cosas. Le huyo. Tal vez por miedo… no lo sé. Una amiga, que sí se interesa, me pidió que leyera esto y que si quería haga algún comentario. Muchos ven a una persona con alguna capacidad disminuida como a un “ser raro” como si no fuera un humano igual que el resto. Por esta simple razón, quienes lo rodean (padres, hermanos, amigos) pueden sentir que el resto de la sociedad los señala. Y es una tremenda pena. Pero por otro lado, actitudes como la de Nico y su papá, muestran que son mucho más gente que aquellos y debieran tener el pecho inchado de orgullo por tal razón.
    ¡¡FELICITACIONES POR ESTAS LECCIONES DE VIDA Y AMOR!!

  5. Fernando la verdad me emosiona todo lo que decis y lei sobre Nico, y no me sorprende para nada ya que si uno pone voluntad y está convencido de poder lograr el objetivo no hay barreras que lo detenga y especialmente cuando tiene el amor del Padre. y de su Flia, esto es un ejemplo para muchos de nosotros que vivimos protestando por la vida y los problemas hechando culpas a terceros y buscando un justificativo a todo. Yo también soy hombre de Rugby de tu misma camada 61 y este deporte que tanto amamos me enseño muchas de las conductas que hoy tengo y gracias al rugby pude afrontar un montón de problemas tantos personales como de salud, es por eso que entiendo lo de Nico y todo el apoyo que vos le das te felicito y no aflojes, recorda en los momentos malos todo esa garra y conducta que te enseñaron en tu club te mando un abrazo.

  6. ESTA ES UNA VERDADERA HISTORIA DE LUCHA , DE VIDA Y ESPERANZA.
    SIEMPRE DIGO QUE TODOS ESTAMOS PARA APRENDER DE TODOS. SIEMPRE HABLO DESDE LA CAPACIDAD, DESDE LO QUE SE PUEDE.
    SIEMPRE TENGAMOS PRESENTE: LAS INTELIGENCIAS MÚLTIPLES DE GARDEN.
    LIC. MARIEL SUAREZ

  7. Hola Fer, que buena nota !!!! Te mando un abrazo enorme y todo lo que yoi te oueda dar una mano (en algun sentido tambien tengo alguna hablidad ó capacidad distinta), desde ya estoy.
    Te mando otro abrazo enorme.Termo

  8. No tengo nada que escribir……solo contarte que se me cayo una lagrima de orgullo por conocer y haber vivido de alguna manera la historia, por conocerte desde hace 38 años y de considerarme tu amigo.
    Un GRAN abrazo y Felicitaciones.

  9. querido Fer
    acabo de estar hace 10 dias pasando un fin de semana con vos y tus cuatro hijos ESPECTACULARES!!, disfrute mucho de ello y de ver lo bien que estan los cinco juntos y como cada uno ha ido creciendo y lo bien que estan, cada uno a la edad que tiene y con los desafios personales en cada circunstancia. Hace un tiempo que no pasabamos dias “en familia” y disfrute de la compañia de todos y vi como Nico sigue avanzando y con una tenacidad impresionante en lo que se fija como meta inmediata. Brindo por ello y por el proximo momento que vamos a pasar juntos, uno de ellos ya tiene fecha en NZ 2011, abrazo grande!

  10. Pingback: Los números de 2010 « TALENTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s