Zoom de persona con talento

“Con su venia, LETRADA”

El talento de Bea Rodríguez Villar

La conozco desde hace años. De adolescentes, mientras yo tarareaba Modestia y Hombres G, ella escuchaba El Lago de los Cisnes, el Réquiem de Fauré o la quinta de Beethoven. Dibujaba maravillas y leía “Así habló Zaratustra” de Nietzche subrayando en orden de importancia con su menguado lápiz bicolor. Apuntaba maneras. Anda que no me he metido con ella, y anda que a ella le ha importado mucho.

Llegaba el invierno y cambiada el tiempo pero no sus rituales tan curiosos. No sé cómo era capaz de estudiar en un sofá y con la tele puesta, con sus apuntes manuscritos y pluscuamperfectos. Cuestión de métodos, porque sacó matrícula de honor en COU, y se licenció en derecho en ICADE con veintisiete sobresalientes y once matrículas de honor.

Al terminar derecho, tras dos años de oposición y con veinticinco años, se convirtió en Letrado del Consejo de Estado como la mujer más joven en conseguirlo.

Desde que ingresó en el Consejo, hace ya seis años, ha despachado en las secciones de Justicia y Trabajo, Defensa y Medio Ambiente, Industria, Economía y Hacienda, Exteriores, Presidencia y Política Territorial.  “Se lleva el trabajo a casa” porque hace cuatro años se casó con otro Letrado: Dios los cría. Es profesora en la universidad y ni siquiera “estando de ocho meses” dejó de dar clase… Hay que ser profesional.

Sería lógico pensar que apabulla estar con ella, que uno  nunca estará a la altura. Para nada: ejemplifica perfectamente mi idea del talento, le humaniza su asombrosa capacidad de adaptarse a todo y modular sus registros: si va de risas, “lloras” con ella. Si va de seso, vete quitando el sombrero.

Siempre ha sido como es: lo que se ve, es lo que hay. Tiene las manías y rituales propios de una persona que domina las riendas de su vida, y eso se nota en la relación que tiene consigo misma, con los demás, con su trabajo, con sus espacios: su mesa,  su despacho,  su casa.

Precisamente es en su casa donde está su mejor “foto”, encantada en el sofá con la artillería pesada:  sus revistas, sus libros, sus cuadernos, sus series de turno, sus “pelis”, sus “chuches”. Momentazos.

Tiene una privilegiada materia gris cuestión de cochina genética: todos a su alrededor son “cabezas” excepcionales. Buenas cartas las de la inteligencia, eso es cierto. Pero las juega con soberbia maestría en su capacidad para ilusionarse e ilusionar, su genial sentido del humor, su energía inagotable, su empeño por ser mejor,  su sensible humanidad, sus ganas de aprender, su capacidad para enseñar, su capacidad para hacer que las cosas sean especiales.

Ella es Aptitud x Actitud x Expectativas, la fórmula que nos gusta.

“Con su venia, LETRADA”, uno nunca se cansará de tener cerca ese trabajado, admirable y consolidado talento.

Anuncios

2 pensamientos en ““Con su venia, LETRADA”

  1. Pingback: Tweets that mention “Con su venia, LETRADA” | TALENTO – blog de Marta Colomina -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s